ELECTROCOMPANIET ECM 2

En existencias

4.590,00 €
3.500,00
Se ahorra 1.090,00 €

EL PRECIO INCLUYE EL IVA  ENTREGA 48/72H    PORTES GRATIS A PARTIR DE 50 €

 



 

Electrocompaniet ECM 2 (PRODUCTO DEMO EN SALA, PERFECTO ESTADO)

 

El ECM 2 es una sofisticada fuente de última generación con capacidad de “streaming” avanzada compatible con todo tipo de contenidos de audio y vídeo de alta definición. Equipado con la tecnología más avanzada del momento y con una electrónica analógica balanceada basada en los principios de diseño más celebrados de Electrocompaniet, el ECM 2 incluye una sección de conversión D/A de audio de 24 bits/192 kHz y una circuitería de remuestreo a 24 bits/192 kHz, a la vez que incorpora descodificación de sonido envolvente de alta resolución y permite visionar todo tipo de contenidos de vídeo “Full HD”. Todo ello sin olvidar la posibilidad de acceder a radio de Internet o servicios como YouTube o Spotify, así como unas extensas opciones de control vía DLNA, UPnP o dispositivos iOS o Android gracias a una potente interfaz de usuario.

 

Especificaciones :

  • Reproductor multimedia de muy altas prestaciones.
  • Compatible con un extenso repertorio de archivos de audio (hasta 24 bits/192 kHz) y de vídeo (hasta “Full HD” 1080p) de alta definición.
  • Disco duro interno de 1 TB.
  • Capacidad de “streaming” avanzada.
  • Electrónica analógica con topología balanceada.
  • Descodificación de sonido envolvente Dolby TrueHD y DTS-HD Master Audio incorporada.
  • Respuesta en frecuencia de 0’5-48.000 Hz.
  • Nivel de ruido de fondo inferior a -145 dB.

Streaming” audiovisual con ADN ultrapurista

El producto que protagoniza nuestro Blog de esta semana está firmado por la que sin duda es la más longeva y prestigiosa de las firmas noruegas dedicadas al sonido de excepción: Electrocompaniet. Una marca de la que resulta interesante saber que su aportación fundamental fue constatar las entonces –hablamos de 1973- rompedoras teorías del Dr. Matti Otala, quien demostró que los fenómenos de distorsión en los amplificadores sólo aparecen en régimen musical, es decir dinámico. Así llegó el Electro, creado por Per Abrahamsen –que durante muchos años presidió los destinos deElectrocompaniet- y considerado una de las electrónicas de audio de estado sólido (es decir basada en transistores) más musicales jamás creadas. Esta filosofía purista y rigurosa a la vez se transmitió a los ya legendarios modelos Ampliwire y Preampliwire, que marcaron la línea a seguir por las diferentes familias de electrónicas de Electrocompaniet y que figura en el ADN del ECM 2, una máquina de ultimísima generación que concentra un reproductor de música en red tanto para sonido como para imagen con un descodificador de sonido envolvente multicanal de alta resolución y, por supuesto, un procesador digital de audio concebido con pasión audiófila. Un producto, pues, extraordinariamente completo que, en nuestra opinión, reconcilia definitivamente el sonido en su más alta expresión con la potencia de la conexión en red e Internet, incorporando además en la ecuación no sólo el sonido envolvente multicanal sino también el parámetro imagen en su máxima expresión.
 

Minimalismo formal, formidable potencia opreartiva y rigor conceptual

Por fuera, el ECM 2 es frustrantemente simple. Una simplicidad que sin embargo abrazarán con pasión los devotos y fieles seguidores de Electrocompaniet por cuanto refleja escrupulosamente el espíritu al que acabamos de hacer referencia, aplicándolo además a un repertorio de funcionalidades simple y llanamente espectacular. No en vano el ECM 2 pertenece a la gama “Classic” de Electrocompaniet, que al fin y al cabo es la que engloba a los herederos “espirituales” no sólo de los mencionados Ampliwire y Preampliwire sino también del increíblemente longevo reproductor de discos compactos con carga superior EMC 1, uno de los productos de su clase verdaderamente venerado por los puristas del audio que todavía –gracias a la incorporación de sutiles pero continuas mejoras que lo mantienen fresco y joven como el primer día- despierta pasiones entre los entusiastas del sonido con mayúsculas.
Entrando ya en materia, el ECM 2 puede describirse como una fuente digital de última generación con capacidad de “streaming” avanzada compatible con todo tipo de contenidos de audio y vídeo de alta definición. En realidad, más que una fuente deberíamos hablar de una “superfuente” como consecuencia de su capacidad para acceder, gestionar y reproducir con una rapidez extrema contenidos “guardados” en todo tipo de unidades de almacenamiento masivo externo, en especial una de tipo NAS (“Network Attached Storage”) por la sencilla razón de que si queremos disponer de una buena reserva de contenidos de vídeo en alta definición es absolutamente imprescindible poder contar con mucho “espacio”.


 

Diseñado y construido con el concurso de la tecnología más avanzada del momento, elECM 2 destaca también por aportar un elemento que la propia Electrocompaniet se ha molestado en destacar muy especialmente: el hecho de su circuitería de audio sea completamente balanceada y por tanto idéntica en su concepción a la que tanto prestigio ha dado a preamplificadores, amplificadores integrados, etapas de potencia y reproductores de disco óptico de la marca. Así, el ECM 2 incluye una electrónica analógica basada en los principios de diseño más celebrados de Electrocompaniet, léase una fuente de alimentación de muy bajo (en realidad increíblemente bajo si nos remitimos a los espectaculares -145 dB anunciados por el fabricante) ruido y un nivel de distorsión y “jitter” (en este caso para la parte digital) extremadamente bajo como consecuencia del empleo de topologías circuitales optimizadas durante décadas y componentes rigurosamente seleccionados. La sección de conversión D/A de audio emplea la ya imprescindible arquitectura de 24 bits/192 kHz que es inteligentemente complementada por una circuitería de remuestreo a 24 bits/192 kHz para las señales de resolución estándar o baja. Como novedad nada desdeñable en un producto de su clase, hay que destacar que el ECM 2 incorpora descodificación de sonido envolvente de alta resolución DTS-HD y Dolby TrueHD, lo que lo convierte en una herramienta idónea para explotar a fondo las grabaciones multicanal de alta resolución presentadas en, por ejemplo, soporte Blu-ray Disc.

En cuanto a los formatos compatibles con el Electrocompaniet, habría que mencionar también el WAV/WAVE, el AAC+, el ALAC, el FLAC o el WMA en lo que a audio se refiere, mientras que en vídeo habría que señalar el MPEG-2, el MPEG-4, el H.263 y el MPEG-4 AVC (H.264), lo que significa que, como decíamos al principio, estamos en condiciones de reproducir contenidos con resolución máxima 1080p, opción más que suficiente para explotar las plataformas actualmente existentes. Por otro lado, la plena compatibilidad del ECM 2 con el protocolo UPnP (“Universal Plug & Play”) comporta la posibilidad de acceder a radio de Internet o servicios comoYouTube o Spotify, así como a unas extensas opciones de control y gestión vía DLNA (además de la propia UPnP) gracias a una potente e intuitiva interfaz de usuario. También en el ámbito de la conectividad el Electrocompaniet es un producto extraordinariamente completo que incluye salidas analógicas balanceadas (que recomendamos) y no balanceadas, así como entradas digitales de audio coaxiales y ópticas más tomas HDMI, USB, Ethernet (LAN) y para entrada/salida de señal de disparo de 12 V. Todo ello, por supuesto, sin olvidar la imprescindible (sobre todo para las opciones de control) conectividad Wi-Fi, aunque debe quedar muy claro que con los cuatro espartanos botones de navegación de la parte derecha panel frontal y el igualmente espartano visualizador de funciones que figura en la parte izquierda es posible gobernar con holgura las funciones más utilizadas.

Una simplicidad sublime, una potencia espectacular


En nuestro caso utilizamos como fuentes nuestro tradicional Mac Book Pro, un reproductor universalPrimare BD32 y una unidad NAS. De entrada, la configuración del ECM 2 no platea mayores problemas como consecuencia de su condición de dispositivo UPnP, pudiendo elegir la opción de configuración que más nos interese en función de la red de que dispongamos. Pero a nosotros nos interesó evaluar dos aspectos en concreto: en primer lugar, la fluidez de funcionamiento con contenidos de audio y vídeo y, en segundo, la calidad de reproducción de ambos contenidos. Y lo cierto es que deslumbra la “mano izquierda” de un producto concebido por una marca con un corazón marcadamente audiófilo: el acceso a los contenidos audiovisuales es inmediato desde el desconcertantemente “simple” panel frontal delElectrocompaniet. Es evidente que la circuitería de procesado de vídeo ha sido muy bien resuelta porque los pocos contenidos realmente “Full HD” que logramos visualizar desde la red se ven con una calidad comparable a la de los BD leídos con el Primere BD32 (que, no lo olvidemos, es una máquina genuinamente High End). Pero si en imagen tenemos lo que esperábamos, en sonido el ECM 2 enamora desde el primer momento gracias a esa componente “analógica”, “humana” que constituye el alma de Electrocompaniet. La presentación del sonido –tanto si está codificado en AACcomo en FLACPCM Lineal o Dolby TrueHD- está perfectamente estructurada, con graves ampulosos e incisivos, medios magníficamente articulados y agudos totalmente exentos de brillantez y aspereza. Incluso nos atrevemos a decir que el escalado de audio se hace notar, para bien, en la mayoría de reproducciones por “streaming”, mientras que en los registros más “HD” obtenemos unos niveles de precisión y capacidad de análisis perfectamente comparables a los proporcionados por nuestras fuentes digitales más ilustres.
 

                                                                                                  

                                                                                                 ELECTROCOMPANIET

También recomendamos


Examine también estas categorías: CONVERSORES D/A, NETWORK-STREAMING-MÚSICA EN RED, PROMOCIONES Y OFERTAS